¿Cómo mantenerte fresco en la oficina?

Una de las peores molestias que existen cuando estás en la oficina son esas odiosas épocas de calor que causan bochornos a lo largo del día, y si tienes la mala suerte de que tu nido godín no cuente con aire acondicionado sabrás a lo que nos referimos.

Pero no sólo se trata de estar incómodo, las altas temperaturas impiden que nos concentremos en el trabajo y pueden ocasionar diversos problemas que afectarán a todo el equipo como somnolencia, aumento de sudoración y apatía. Por eso te traemos algunos tips que ayudarán a mantenerte fresco en la oficina sin la necesidad de faltar a las normas de etiqueta corporativa.

1. Vístete con ropa de colores claros

La ropa es una de las principales causas por las que sufrimos calor en la oficina. Si eres de las personas que no pueden llevar bermudas o necesitan traer corbata y saco todo el tiempo, procura elegir tonos claros o pasteles y telas ligeras como el algodón, la seda o el lino, reflejarán el calor en lugar de absorberlo y ayudarán a sentirte mucho más fresco.

2. Mantente hidratado

Una de las claves para no sofocarte y desfallecer en tu escritorio es estar perfectamente hidratado, por eso es importante que vayas cada vez que puedas al garrafón más cercano y mantengas tu botella de agua llena todo el tiempo. Recuerda que la sed es el primer síntoma de deshidratación, así que procura tomar un trago al menos cada diez minutos para evitarla.

3. Ten un paquete de toallitas húmedas en tu cajón

Las toallitas húmedas funcionan como un remedio refrescante instantáneo, además sirven muy bien para las personas que tienden a sudar un poco más de lo normal, ayudando a disminuir la sensación de suciedad. Cuando sientas que el calor es demasiado utiliza una para refrescar tus manos, cara y cuello.

4. Tómate un descanso y sal de tu oficina

Si percibes que estas perdiendo la concentración o estás comenzando a sentirte algo cansado debido al calor, levántate y sal de tu oficina por algunos minutos, la luz natural y una caminata ligera te ayudarán a recuperar las fuerzas y te devolverán la concentración.

5. Come cosas frescas y no muy pesadas

Durante las épocas de calor el cuerpo recibe mejor alimentos frescos como ensaladas, atún o pastas frías acompañadas de agua fresca y frutas de temporada. Elige este tipo de comidas en lugar de caldos o alimentos fritos, no te sentirás tan pesado y evitarás la somnolencia que causa el bochorno.

No hace falta que uses bermudas o mantengas un ventilador pegado a tu cara durante toda la jornada laboral, sigue estos tips y tu cuerpo se mantendrá fresco por más tiempo durante todo el día; algo que tanto tú como tu equipo agradecerán.

 

Fuentes: 1) Manuel Villarán, ¡No te sofoques!, sigue estos tips para sobrellevar el calor en el trabajo, OncoSalud, 2018. 2) Onmeda, 10 consejos para soportar el calor en la oficina, España, 2016.

Share