¿Cómo detectar alimentos saludables en el súper?

Cuando consideramos alimentarnos de una manera mucho más saludable, el sueño de cualquiera es encontrar comidas que sean equilibradas, rápidas y fáciles de hacer, situación que ciertos fabricantes aprovechan para hacer que algunos productos luzcan mucho más sanos de lo que en realidad son.

Adivina con qué palabras adoran etiquetar todo tipo de artículos en el súper como “saludables” cuando no lo son tanto. La respuesta es light o bajo en grasa. ¿Te lo esperabas?

Light no es sinónimo de sano

Seguramente has visto estantes repletos de productos que se catalogan como light o bajos en grasa, pero muchos de ellos no necesariamente son tan saludables como dicen serlo, ya que suelen contener grandes cantidades de sal o azúcar añadida.

Esto debido a que durante el proceso llevado a cabo para retirar cierta cantidad de grasa en los alimentos, éstos pueden llegar a perder parte de su sabor, ¿cuál es la solución de algunas marcas?, compensar la pérdida con endulzantes o salando la comida.

La grasa no es mala, si sabes cuál consumir

Vale la pena recordar que la grasa no es necesariamente mala, de hecho nuestro cuerpo necesita cierta cantidad de ella cada día; el verdadero problema son las denominadas grasas trans que se encuentran en infinidad de productos. Por otro lado, aquella que proviene de fuentes vegetales como el aceite de oliva o de maíz es bastante amable con tu salud.

¿Cómo elegir productos más sanos?

Si tu idea es alimentarte saludablemente, en lugar de ir directo a lo light en el súper prueba hacer lo siguiente al momento de escoger:

  • Mira la etiqueta con detenimiento.
  • Busca productos con la menor cantidad de ingredientes.
  • Fíjate en la cantidad de sodio, fibra y azúcar que contiene.
  • Comprueba la cantidad de grasa saturada.
  • Revisa las calorías.
  • Verifica el tamaño de las porciones.
  • Prefiere alimentos enteros o mínimamente procesados.

Es verdad que no todo lo light o bajo en grasa es malo, pero el hecho de que algún producto o su publicidad diga que es saludable no lo garantiza, así que la próxima vez que debas hacer el súper no olvides girar el empaque y revisar cuidadosamente.

Share