Tu piel a los 20, 30, 40 y cómo cuidarla

La piel es el órgano del cuerpo que refleja más visiblemente la edad y conforme pasan los años adquiere características que requieren cuidados específicos. No es lo mismo el rostro de una persona de 20 años que una de 30 o de 40 años.

Las necesidades del cutis van cambiando, surgen granitos, puntos negros y barros, la piel se reseca, se pone áspera y después aparecen arrugas y líneas de expresión. A lo largo de la vida surgen todo tipo de problemas que pueden dañarlo y dejar secuelas a su paso. Por lo cual es importante que sepamos qué ocurrirá y como combatirlo.

Tu piel a los 20 años

Este es el momento en el cual tendrás la mayor cantidad de imperfecciones debido al exceso de grasa que se acumula en los poros, los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo a esta edad provocan que las glándulas de la piel generen grasa en exceso, por lo cual este será el principal problema a combatir.

Cuídala así:

  • Lava tu cara dos veces al día, por la mañana y en la noche.
  • Exfolia tu piel una vez por semana.
  • Utiliza productos especiales para controlar la grasa.
  • Humecta tu piel todos los días.
  • Utiliza protector solar con un FPS mayor a 30.

Tu piel a los 30 años

Al llegar a esta edad comenzarán a notarse ciertos cambios en la piel, que pueden traducirse en una textura algo más áspera y reseca. El rostro puede comenzar a desarrollar líneas de expresión, así que este es el momento clave para cuidar tu piel, lo que hagas o dejes de hacer en esta etapa será determinante en la forma como envejecerá tu piel.

Cuídala así:

  • Utiliza productos de acuerdo a tu tipo de piel.
  • Mantén una rutina de limpieza y exfoliación.
  • Usa cremas hidratantes, en especial durante la noche.
  • Cuida tu técnica de afeitado.
  • Evita desvelarte.
  • Limita tu consumo de alcohol y tabaco.
  • Utiliza protector solar con un FPS mayor a 30.

Tu piel a los 40 años

En este momento la piel comienza a reflejar ciertos signos de envejecimiento como manchas, líneas de expresión, arrugas y comienza a perder elasticidad, pero aún existen ciertas medidas que puedes tomar para reducir al mínimo el impacto de la edad en tu piel.

Cuídala así:

  • Utiliza limpiadores suaves.
  • Elige productos enfocados en recuperar el colágeno y la elastina.
  • Mantén una rutina facial de día y una para antes de dormir.
  • Bebe suficiente agua.
  • Descansa adecuadamente.
  • Limita tu consumo de azúcar.
  • Utiliza protector solar con un FPS mayor a 30.

Aunque el eje del cuidado de la piel para cualquier edad consiste en limpieza, humectación y protección solar, existen distintas cosas que debemos tomar en cuenta para cuidarla a medida que vamos creciendo.

Recuerda que lo que hagas hoy por tu piel se reflejará en ella el día de mañana, así que comienza a cuidarla ahora mismo.

 

 

Fuentes: 1) American Academy of Dermatology, Consejos de cuidado de la piel para hombes, AAD, Estados Unidos, 2018. 2) Hims, Cuidado de la piel para hombres de 20, 30 y 40 años, Forhims, Estados Unidos, 2019. 

Share