¿Cómo se diagnostica la alopecia?

El diagnóstico de la alopecia androgénica se realiza principalmente en la práctica clínica. Para lo cual es necesario que la persona afectada consulte al médico, quien revisará el patrón de distribución de la calvicie, así como realizará algunas preguntas.

Para la revisión física el especialista tomará en cuenta los siguientes aspectos sobre la condición en que se encuentra el cabello y el cuero cabelludo:

  • Textura.
  • Color.
  • Largo.
  • Puntas abiertas.

Es conveniente que se revise el cuero cabelludo (también llamada piel cabelluda), ya que se debe considerar que se pueden encontrar indicios de dermatitis seborreica, que suele ser un factor que complique el estado de alopecia androgénica.

Cabe mencionar, que en la alopecia androgenética no hay anormalidades en el cuero cabelludo, como por ejemplo enrojecimiento, erupciones, protuberancias, manchas oscuras o liquen plano que suelen estar relacionados con otro tipo de afecciones.

El profesional de la salud se basará en las escalas Hamilton-Norwood o Ludwig, según sea el caso, para determinar el grado de calvicie del paciente. Asimismo, el médico puede revisar un mechón de pelo contrastándolo contra una hoja blanca.

Tratamiento

En la actualidad, el tratamiento tópico (de aplicación externa sobre la zona afectada) con minoxidil, tretinoína y clobetasol para la alopecia androgénica ha demostrado ser seguro y eficaz, ayudando a disminuir la caída del cabello y a estimular el crecimiento capilar.

Así como también contribuye a un mejor funcionamiento del folículo y a engrosar el pelo, por lo que los resultados suelen ser notorios al observarse una mayor cantidad de cabello tanto en la coronilla como en las entradas.

 

 

Fuentes: 1) IMSS, Guía de Referencia Rápida. Diagnóstico y Tratamiento de Alopecia Androgenética Masculina. 2) American Hair Loss Association, The Norwood Scale. 3) Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (Cenetec), Guía de Práctica Clínica, Guía de Diagnóstico y tratamiento de la alopecia androgenética masculina. México, Secretaría de Salud, 2010. 4) Kamel. Alopecia and the Aging Male. The Internet Journal of Geriatrics and Gerontology. 2003 Volume 1 Number 2. Internet Scientific Publications. 

Share